Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

Sabrás que ya me fui

Cuando dejes de sentir esas ganas de hacer una llamada. Sí, de esas veces que sientes algo en el estómago. De esas veces que sabes que te falta algo, esas mismas veces en que te pasa algo y quieres platicarlo con alguien. Es algo muy común, que haya cosas muy específicas que no disfrutas. Cosas que no saben a nada. Es algo extraño, porque es como tomar un raspado de grosella, uno de esos muy rojos, pero cuando te lo llevas a la boca sabe a puro hielo. Cuando dejes de sentir ese tipo de cosas, es porque sabrás que ya me fui.

La muerte es fiesta

La propuesta es excitante: una noche donde todos, vivos y muertos se reúnen para comer, beber, estar bajo el mismo techo. Dejaría de preocuparme la muerte si tuviera segura una fecha para regresar y estar con mi gente.