Colores en las nubes


Cuando el ya famoso pintor Johannes Vermeer le pregunta a la empleada más inexperta entre la servidumbre:
-¿De qué color son las nubes?
La chica de no más de 14 años miró y sin pensarlo mucho contestó:
-Blancas.
Johannes dio la vuelta desilusionado, pues la curiosa chica no estaba lista para ser su aprendiz, entonces la muchacha miró nuevamente por la ventana y distinguió un tono cremoso entre el azul marino y el amarillo centelleante del sol, así que replicó.
-Amarillas.
El pintor regresó la vista, optimasta, la chica podría ser su ayudante.

El primer paso para convertirte en pintor es reconocer que entre el verde existen millones de variantes. Cuando descubres que hay colores en las nubes, te descubres a ti mismo.
Una foto publicada por Josue Contreras (@josuerodrigo) el

Comentarios

Entradas populares de este blog

Silencio

Cruzando el farol

Para no extinguirse